Quarta-feira, 27 de Janeiro de 2010

Congreso extraordinario de la UNT: Un punto de inflexión y un éxito para la clase obrera venezolana

6 de Dezembro de 2009

 

En un ambiente electrizante y de gran entusiasmo se instaló este sábado en el Salón Simón Bolívar de la Universidad Bolivariana de Venezuela el Congreso Extraordinario de la Unión Nacional de Trabajadores (UNT). La realización de este Congreso, el espíritu de lucha que se pudo observar en el mismo y la calidad de las intervenciones de la inmensa mayoría de los delegados que tomaron la palabra representan un punto de inflexión en el desarrollo del sindicalismo clasista en Venezuela.

 

Un Congreso que puede ser histórico

 

unt.jpgComo hemos explicado insistentemente los marxistas de la CMR desde hace meses, tras la división de la UNT en el II Congreso de 2006 -que paralizó al movimiento obrero organizado durante más de dos años- centenares de sindicalistas comprometidos con el proceso revolucionario bolivariano están sacando conclusiones de esta experiencia y comprendiendo la necesidad de reconstruir la UNT como una herramienta unitaria de la clase obrera que permita a ésta ponerse al frente de la revolución, derrotar tanto el saboteo de la economía por parte de los capitalistas como la labor contrarrevolucionaria que desempeña la quinta columna burocrática enquistada en el aparato del estado y llevar adelante la lucha por el socialismo.

 

Frente a los pesimistas y derrotistas pequeñoburgueses que se quejan del, según ellos, bajo nivel de conciencia de los trabajadores, o que incluso se atreven a decir que en Venezuela no hay clase obrera, las intervenciones de los trabajadores que participaron en este Congreso extraordinario de la UNT demostraron sin ningún género de dudas que la clase obrera es la única que puede agrupar tras un programa genuinamente socialista al resto de los explotados, luchar consecuentemente contra el burocratismo y el capitalismo y construir un estado de los trabajadores basado en los Consejos de Trabajadores y Comunales que abra de verdad el camino al socialismo. Frente a los tobos de agua fría y el “no se puede” al que nos tienen acostumbrados los burócratas, las intervenciones de todos los camaradas mostraban un inequívoco compromiso con la revolución y con el Presidente Chávez ,al mismo tiempo que una confianza inquebrantable en la capacidad de los trabajadores para enderezar el rumbo de la revolución y llevar la misma hasta el final. Este espíritu de lucha y confianza en la fuerza de la propia clase obrera es un reflejo del enorme salto adelante que se ha dado en la conciencia de los activistas obreros más avanzados del país.

 

A diferencia de anteriores Congresos de la UNT, éste se enfrentó tanto al saboteo de sectores de la burocracia estatal como de la propia burocracia sindical. Un delegado por el Zulia nos explicaba en la cola de acreditación como prácticamente no habían contado con ningún apoyo para venir y cada sindicato, e incluso cada delegado, había tenido que “parir” para poder estar presente. Por otra parte, como más de un asistente al Congreso señaló, de los 21 coordinadores nacionales que salieron de la Asamblea Fundacional de la UNT celebrada en 2003 sólo 3 estaban presentes en este Congreso. La mayor parte de aquellos dirigentes que llevaron a la UNT a la parálisis y la escisión hoy se encuentran totalmente desprestigiados ante los sectores más conscientes y combativos del movimiento obrero revolucionario venezolano a causa de las políticas oportunistas y/o ultraizquierdistas que han aplicado durante estos últimos años. En unos casos, por pasarse al campo de la oposición contrarrevolucionaria (como Orlando Chirino, que coincidió con los contrarrevolucionarios burgueses en su oposición tanto a la reforma como a la enmienda constitucional y hoy se encuentra aliado a sectores de la mafia sindical de la CTV). En otros casos (como Osvaldo Vera, el exministro de Trabajo José Ramón Rivero y algunos más) por renunciar a defender los derechos de los trabajadores y prestarse a apoyar ataques salvajes de la burguesía y la burocracia contra el movimiento obrero, como ha hecho Vera con el reciente despido de los dirigentes sindicales de Mitsubishi.

 

auditorio.jpg

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Estos deslastres a derecha e izquierda reflejan el proceso de avance en la conciencia política del movimiento obrero organizado al que hacíamos referencia y dan más mérito y relieve si cabe al triunfo que representa para el movimiento obrero el hecho de que este Congreso haya podido celebrarse y que, a pesar de todos los obstáculos que ha encontrado en su camino, lograse reunir finalmente en Caracas a más de 900 delegados procedentes de toda la geografía nacional.

 

Durante los meses anteriores al Congreso los militantes de la Corriente Marxista Revolucionaria (CMR) de Venezuela luchamos junto a otros sectores de izquierda del movimiento sindical para lograr el objetivo de que este proceso de reunificación y refundación de la UNT arrancase y este Congreso tuviese lugar.El Congreso Regional de la UNT de Anzoátegui que reunió a más de 200 sindicalistas, así como otras reuniones regionales similares en Bolívar, Zulia y otros estados; o la celebración de Encuentros nacionales como el del sector automotriz y otros; fueron decisivos para preparar el camino y garantizar el éxito de la reunión celebrada hoy.

 

Una UNT repotenciada

 

congreso_unt_marcela.jpg

 

 

 La primera intervención que abrió el Congreso fue la de Marcela Máspero, coordinadora nacional de la UNT desde la fundación de ésta en 2003. Marcela empezó destacando la importancia histórica de que este Congreso se celebrase y denunció la división que se produjo en el Congreso de 2006 , criticando duramente a aquellos que hacen todo lo posible por seguir manteniendo dividido al movimiento sindical revolucionario. Máspero tuvo palabras especialmente criticas para quienes han brincado la talanquera y hoy confrontan a la revolución. En su intervención planteó que los 3 coordinadores nacionales presentes en el evento: ella misma, Stalin Pérez Borge y Rubén Linares, ponían sus puestos a la orden del Congreso y se comprometió a que en esta “UNT repotenciada” todas las decisiones y elección de responsabilidades se hará desde la base.

 

 

 

 A continuación tomó la palabra Orlando Pérez, dirigente del sindicato de educadores SINAFUM, quien propuso una dinámica de discusión congresual que comenzase con la instalación hoy del Congreso pera culminar en una sesión definitiva el 20 de Febrero de 2010. Mientras, el debate deberá continuar hasta culminar en la aprobación de unos estatutos, programa y plan de lucha, así como en la elección de una nueva dirección de la central sindical revolucionaria. Este calendario fue aprobado a mano alzada y prácticamente por unanimidad por todos los delegados asistentes.

 

Siguió en el turno de palabras Eduardo Sánchez, dirigente del sindicato de los trabajadores de la UCV, en una intervención muy aplaudida. Eduardo hizo un recorrido por la coyuntura internacional y nacional. Esta intervención fue un fiel reflejo del ambiente político que se respiraba en este Congreso y de las conclusiones políticas tan avanzadas que está sacando toda una capa de dirigentes sindicales. “En América Latina se ha abierto un gran boquete, una brecha de esperanza”- explicó Eduardo- “Estamos ante un enfrentamiento entre la clase obrera y el pueblo y la oligarquía que no abarca sólo a Venezuela sino a todo el continente”. Tras repasar distintas luchas obreras, sociales y procesos políticos en Ecuador, Bolivia, Honduras, e incluso en países que hoy no están en revolución pero donde se hace sentir “la insurgencia de las masas” como Perú, Colombia, etc. Eduardo Sánchez destacó los avances que se han producido en estos años de revolución y la necesidad de que en primer lugar los trabajadores venezolanos defendamos a como dé lugar nuestro proceso revolucionario y al presidente Chávez contra los ataques del imperialismo y los burgueses contrarrevolucionarios. El camarada Sánchez explicó como en diez años de revolución se ha triplicado el número de sindicatos matriculados en el Ministerio de Trabajo.

 

congreso_unt_mesa.jpg

 

El enemigo: la burocracia

 

A continuación el dirigente del sindicato de la principal universidad del país, tras denunciar el constante peligro que representa el intervencionismo del imperialismo estadounidense, insistió en una idea que fue apoyada y compartida por otros muchos participantes: “Pero hoy hay un peligro inminente, y no me refiero ahora a ése peligro permanente que es el imperialismo, el peligro del que hablo es una clase política que se ha ido enquistando en las instituciones y en el estado. Esa “derecha endógena” o “derecha roja” que sabotea la revolución y persigue y reprime al movimiento obrero. Es imprescindible derrotar a esa derecha endógena si queremos garantizar la irreversibilidad de la revolución y sólo la clase obrera puede hacerlo”. “Hay que matar al capitalismo, no ayudarle a desarrollarse; hay que matar al capitalismo y construir el socialismo, pero el socialismo que nosotros queremos construir sólo se puede hacer si la clase trabajadora está al frente del partido, del estado y de la revolución. Como marxistas sabemos que el socialismo sólo es una estación intermedia entre el capitalismo y el comunismo. Los trabajadores queremos trascender la lucha reivindicativa, no sólo queremos mejores salarios, queremos gobernar, la clase obrera tiene que tomar el poder acompañando al único en el gobierno que ha demostrado ser un auténtico revolucionario: el Presidente Chávez ”, explicó entre vítores del auditorio el dirigente sindical. “El resto de ministros tendrán que ganarse ese derecho”.

 

Tras esta intervención tomó la palabra Pedro Eusse, dirigente de la Corriente Clasista “Cruz Villegas” y del Partido Comunista de Venezuela (PCV), para presentar la declaración de principios propuesta por el Comité Organizador del Congreso. El camarada Eusse explicó que las tácticas pueden cambiar e incluso aspectos del programa pero que “los principios no se venden ni se negocian”. El momento más aplaudido de su intervención fue cuando planteó que uno de los principios de la nueva UNT debe ser el rechazo a cualquier tipo de “conciliación entre las clases”. “La revolución no se negocia. Los intereses de los trabajadores y los capitalistas son irreconciliables”.

 

Stalin Pérez, coordinador nacional desde 2003, presentó la propuesta de Programa, en la que destacó puntos como la necesidad de nacionalizar la banca y que el gobierno decrete el monopolio estatal del comercio exterior. “La nacionalización de la banca fue una de nuestras consignas históricas desde 2003 y ahora se está planteando ese debate”, afirmó Stalin en referencia a la reciente intervención por parte del gobierno bolivariano de varios bancos. Otro punto muy aplaudido, y que expresa la presión de las bases tras la experiencia de los últimos años de revolución, fue la propuesta de incluir en el programa de la UNT el planteamiento de que los sindicatos no puedan firmar un contrato colectivo sin consultar al conjunto de los trabajadores de esa empresa o sector. Este punto fue acompañado con aplausos y muestras de aprobación por muchos delegados y está de especial actualidad en estos momentos en los que se discute el Contrato Colectivo petrolero y hay un riesgo claro de que el mismo, como ya ha ocurrido en otras ocasiones, pueda ser firmado sin ser sometido a discusión y votación en asambleas entre los trabajadores.

 

El ansia de los trabajadores presentes por hacer oír su voz y expresar los debates y propuestas que emanan de los distintos centros de trabajo y sectores se expresó en la enorme cantidad de compañeros que pidieron intervenir, más de 50, y en la pasión y claridad con que fueron formuladas muchas propuestas y denuncias. La crítica airada contra la burocracia contrarrevolucionaria que se disfraza de bolivariana fue una constante en la reunión: “Muchos gobernadores están jugando al fracaso de la revolución y a desgastar el apoyo de los trabajadores y el pueblo al Presidente Chávez”, denunció una delegada por el Estado Bolívar. “Rangel Gómez, nuestro gobernador, es uno de ellos”, afirmó mientras toda la delegación de Bolívar se levantaba apoyando esa denuncia.

 

“Hay que estar atentos ahora que se discute la nueva Ley Organica del Trabajo (LOT) y nuevas nacionalizaciones en la Asamblea Nacional”, advirtió Rubén Linares (dirigente de la Federación Nacional de Trabajadores del Transporte y coordinador nacional de la UNT). “Ya hemos visto otras nacionalizaciones que inicialmente despiertan entusiasmo cuando las anuncia el Presidente pero luego, una vez que la burocracia les mete la mano y pasan por la AN, se quedan chucutas, se cambian los artículos más importantes y se voltean”.

 

La lucha de Mitsubishi

 

congreso_unt_felix.jpgUno de los momentos más emotivos del Congreso fue la intervención del camarada Félix Martínez, dirigente de SINGETRAM (Sindicato Nueva Generación de Trabajamores de MMC Automotriz, Mitsubishi). Durante meses, y especialmente en las semanas anteriores a este Congreso, los dirigentes sindicales de MMC han sido sometidos a una campaña feroz por parte de una extraña y vergonzosa alianza formada por los empresarios (no sólo de MMC sino las principales organizaciones empresariales del país), los contrarrevolucionarios burgueses y sectores de la propia burocracia estatal que se declaran bolivarianos y socialistas.

 

La culminación de esta campaña ha sido la decisión de la Ministra de Trabajo, María Cristina Iglesias, de apoyar el despido de los 11 directivos del sindicato que planteó la empresa multinacional. Esta decisión, así como las declaraciones de Osvaldo Vera , en nombre del Frente de Trabajadores del PSUV, dando su apoyo a la empresa y justificando esta brutal represión sindical, han provocado indignación y zozobra entre muchos militantes peseuvistas, incluidos muchos de los delegados asistentes al Congreso del Partido Socialista Unido de Venezuela. Esto se pudo comprobar el fin de semana pasado cuando los trabajadores de MMC -que tienen constituidas varias decenas de patrullas laborales del PSUV- se concentraron ante el Congreso del Partido y se produjeron numerosas escenas de confraternización entre los delegados asistentes y los trabajadores que se manifestaban.

 

Félix en su intervención explicó con todo lujo de detalles como se ha producido el ataque de los capitalistas y la burocracia contra SINGETRAM y el objetivo del mismo: intentar acabar con el ejemplo de sindicalismo clasista y revolucionario que representa el sindicato de nuevo tipo defendido por los camaradas. Un sindicato basado en la toma de decisiones por parte de los trabajadores en asamblea, la elegibilidad y revocabilidad de todos los cargos, la lucha contra la tercerización y en defensa de la revolución; un modelo de sindicato cuyo éxito se evidencia en que de 1.300 trabajadores en plantilla más de 1.100 están afiliados a SINGETRAM y pese a todas las maniobras y ataques patronales no han logrado quebrar su resistencia y capacidad de lucha.

 

La revolución entrenta dos amenazas decisivas, camaradas” explicó Félix. “La primera es el capitalismo. Los capitalistas siguen controlando la mayor parte de los medios de producción. El resultado es que sabotean la revolución e intentan poner al país de rodillas. Fijense en la Polar, por ejemplo. La soberanía alimentaria no será posible mientras la mayor parte de la producción de alimentos del país esté en manos de este grupo capitalista. !Y mientras tanto el gobierno tiene que importar los alimentos y los trabajadores debemos sufrir el incremento constante de los precios y la merma de nuestro poder adquisitivo!. El segundo peligro que enfrentamos ya lo han dicho otros camaradas: es la burocracia, una burocracia que ataca a los trabajadores organizados porque ve en nosotros la vanguardia en la lucha por completar la revolución y ellos lo que quieren es frenar la revolución”. El entusiasmo causado por la intervención de Félix fue tal que cuando terminó su tiempo el director de debate tuvo que concederle más a petición de la mayor parte de los delegados presentes, que se levantaron gritando “!Que hable! !Que hable!" 

 

Félix terminó su intervención insistiendo en la necesidad de que la clase obrera construya un estado de los trabajadores y presente al presidente Chávez y al conjunto del movimiento bolivariano un programa genuinamente socialista que permita llevar la revolución hasta el final y resolver los problemas de los trabajadores y el resto de los explotados. Al final de su intervención, Félix recordó como el actual Ministro para el sector eléctrico Angel Rodríguez ha atacado a los trabajadores de MMC y también criticó la actuación de la Ministra de Trabajo y de los viceministros Ricardo Dorado y Elio Colmenárez, los cuales en lugar de apoyar a los trabajadores han avalado el despido de sindicalistas socialistas y bolivarianos y apoyado a la multinacional imperialista Mitsubishi en su persecución salvaje contra los trabajadores. Félix llamó a estos funcionarios gubernamentales a escuchar la voz y la voluntad de los trabajadores e hizo la propuesta al Congreso de que éste rechace los despidos en MMC y de que, además, se organice una Juicio Político-Ideológico Nacional sobre la lucha de Mistubishi en el que los ministros y viceministros implicados expliquen su punto de vista y actuación pero sean los trabajadores y activistas sindicales de distintos sectores quienes den su veredicto. El Congreso aprobó por aclamación una resolución en contra del despido de los 11 dirigentes de SINGETRAM.

 

Nacionalización sí, pero bajo control obrero

 

Otra intervención también muy destacada y que despertó muchos aplausos fue la de otro camarada de la corriente marxista: Nelson Rodríguez, miembro de la Directiva del Sindicato de la empresa nacionalizada bajo control obrero INVEVAL, del Consejo de Trabajadores de la misma y coordinador del FRETECO, frente de trabajadores de las empresas ocupadas en lucha por el control obrero. Nelson explicó la experiencia de INVEVAL y otras muchas empresas quen han sido tomadas por los trabajadores y planteó que: “Hay muchas empresas que han sido tomadas precisamente porque cuando los trabajadores hemos planteado nuestras reivindicaciones los empresarios han decidido cerrarlas y se han cerrado en banda a discutir nuestros derechos. Desde la UNT debemos exigir que todas esas empresas sean nacionalizadas”. congreso_unt_nelson.jpg

 

Nelson citó varias de ellas: VIVEX -varios de cuyos trabajadores se encontraban presentes en la sala-, INAF, Fábrica de Franelas Gotcha, MDS, INVETUBOS... y otras que acaban de ser ocupadas. “Pero ni siquiera la simple nacionalización es suficiente”, explicó luego, “Muchas de las empresas que han sido nacionalizadas, una vez tomadas pir el estado, no están siendo gestionadas por los trabajadores sino por una burocracia a la que no le interesa que funcionen bien y que en muchos casos tiene intereses vinculados a los capitalistas. El único modo de que las nacionalizaciones funcionen es que estas se mantengan bajo control obrero, desarrollando Consejos de Trabajadores o Comités de Fábrica formados por voceros elegibles y revocables e todo momento que respondan ante las asambleas de trabajadores así como coordinando estos Consejos entre sí y con el resto del movimiento revolucionario”. Nelson también explicó como en varias empresas, aunque los trabajadores llevan meses e incluso años con las mismas tomadas, la expropiación es frenada por la burocracia. Citó en particular a Vivex, propiedad de la familia Viso, y a INAF, a la cual se refirió recientemente el Presidente Chávez anunciando su expropiación después de que ésta fuese frenada y saboteada en varias ocasiones por distintos sectores burocráticos.

 

La intervención de Nelson también fue muy aplaudida y otros delegados que intervinieron posteriormente, como los representantes de las briqueteras nacionalizadas el pasado 21 de Mayo por el presidente Chávez , insistieron en esta misma idea de que la nacionalización debe estar bajo control de los trabajadores o de lo contrario puede volverse un arma de doble filo contra el movimiento obrero y la propia revolución. Al final de su intervención Nelson presentó una resolución para que la UNT demande al gobierno la nacionalización bajo control obrero de todas las empresas que en estos momentos están tomadas por los trabajadores.

 

La UNT debe ser la herramienta para unir a la clase obrera y ponerla al frente de la revolución

 

Como decíamos al inicio de este reporte, este Congreso ha significado un gran paso adelante para el movimiento obrero revolucionario. Sobre todo, ha demostrado que la clase obrera no “come cuentos” y está dispuesta a desempeñar un papel dirigente en la revolución bolivariana y salvar a ésta del saboteo capitalista y de la burocracia. La inquietud ante la amenaza que representa la quinta columna burocrática era evidente y se reflejó en la gran mayoría de las intervenciones. Pero lo más importante es que no se trataba de una denuncia impotente de las marramucias de la burocracia sino de la firme conclusión y decisión a la que han llegado centenares de activistas y dirigentes sindicales de base, y decenas de sindicatos en todo el país, de que ante la clase obrera venezolana , y ante la revolución bolivariana, sólo hay dos alternativas: o la clase obrera derrota a la burocracia, gana la dirección del PSUV y del conjunto del movimiento bolivariano con un programa socialista y toma el poder para construir un estado de los trabajadores y expropiar a los capitalistas o -si el estado sigue en manos de la burocracia y la mayoría de las empresas se mantienen en manos capitalistas- el futuro de la revolución venezolana estará gravemente amenazado. Lo más importante del Congreso celebrado hoy es que lejos de cualquier atisbo de fatalismo y escepticisismo lo que los 900 delegados participantes transmitían era una inquebrantable voluntad de lucha y confianza en las fuerzas de la clase obrera para poder ganar esta batalla.

 

Un ejemplo de las ganas de participar y de las conclusiones que han sacado miles de activistas obreros en el sentido de que no se puede permitir que la dirección se separe del control de las bases y actúe al margen y contra los intereses generales de la clase obrera lo vimos cuando se planteó la elección de una coordinación transitoria. Los delegados impusieron una dirección muy amplia, compuesta por decenas de delegados surgidos desde los sindicatos de base y pertenecientes a ellos. Esto también expresa la frescura y anhelos de participar y no permitir que nada ni nadie arrebate a los propios trabajadores el control de su organización.Ahora la tarea es que tanto el programa como las distintas propuestas aprobadas se lleven efectivamente a cabo, que el debate hasta el 20 de Febrero sirva para conformar el programa, plan de acción, estructura organizativa y dirección definitiva de la UNT que necesita la clase obrera para poder ponerse al frente de todos los explotados y presentar al Presidente Chávez y al conjunto del movimiento revolucionario una alternativa clasista que permita avanzar hacia el socialismo y garantizar el triunfo de la revolución.

 

congreso_unt_auditorio.jpg

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La intervención de los marxistas

 

Para los marxistas de la Corriente Marxista Revolucionaria de Venezuela este Congreso ha sido especialmente exitoso. Las ideas y perspectivas que hemos defendido durante los últimos meses se han visto confirmadas por la práctica y las intervenciones y propuestas de los delegados al Congreso que participan en nuestra Corriente tuvieron una acogida entusiasta por parte de la inmensa mayoría de participantes y han servido para extender nuestras ideas y propuestas a nuevas zonas. El apoyo a las ideas del marxismo se reflejó en que todo el material político marxista presente en la mesa de la Fundación Federico Engels (libros, revistas, el periódico El Militante) se agotó en un par de horas. Además, como resultado de la intervención de nuestros camaradas sindicalistas en todo el proceso de organización y discusión de este Congreso, en la coordinación transitoria finalmente aprobada por los 900 delegados participarán tres dirigentes sindicales de la CMR: Félix Martínez, secretario general de SINGETRAM, Nelson Rodríguez, del Sindicato de INVEVAL y del FRETECO y Yeant Sabino, del sindicato SUTRAVIVEX y dirigente de la ocupación de esta empresa.

 

Fonte: Corrente Marxista Revolucionária

publicado por Rojo às 10:31
link do post | comentar | favorito
|

Informação Alternativa



Subscrever feeds

Sigam-nos no Facebook

Objectivos do Blogue

1) Apoiar a Revolução Venezuelana
2) Promover o carácter socialista da revolução
3) Combater a desinformação dos meios de comunicação capitalistas

Comentários recentes

A campanha Tirem As Mãos Da Venezuela voltou a est...
nice very thanks ver isto é bastant mt bom.. esse ...
A propósito da Venezuela, tivemos de fazer um tack...
É uma vergonha...Em Évora existe um call-center qu...
Este novo look é um espetáculo!
Olá, estou a estudar Português e eu aconteceram em...
É assim dessa forma enérgica e sem papas na língua...

Pesquisar neste blog

 

Temas

todas as tags

Ligações

participar

participe neste blog

Venezuela:

Área Total - 916.445 km²
(quase 10 vezes a área de Portugal)

População - cerca de 28 milhões
(quase 3 vezes Portugal)

PIB per capita -11.388 dólares (2008)
(em Portugal é de 22000 dólares)

Inflação: 25,1% (acumulada 2009)

Taxa de Desemprego:
6,6% (acumulado 2009)
7,5% (Nov2009)
8,1% (Out2009)
8,4% (Set2009)
8% (Ago2009)
8,5% (Jul2009)


Salário Mínimo:
1200 bolívares (206 / 461 euros) - (Jan2010)
967,50 Bolívares (313 Euros) - (Dez2009)


Índice de Pobreza: 24% (55% em 2003)
Índice de Pobreza Extrema: 7% (25% em 2003)


Mortalidade Infantil: 13,7 por cada 1.000 nascimentos (em 1998 era 26)

Esperança média de vida - 74 anos (72 em 1998)