Domingo, 4 de Julho de 2010

Barcelona: Acto por la ruptura con el Franquismo y el fin de la impunidad de los crímenes de la dictadura

El acto contó con la participación de unas 150 personas de todas las edades y sirvió para dejar claro ante la ciudadanía que los crímenes del franquismo no pueden ni deben quedar impunes.
Carlos Garcia y Manel Márquez | Para Kaos en la Red | 22-6-2010

 

El viernes 18 de junio en Barcelona se presentó en un cato publico en el Born se presentó el manifiesto: "Per la ruptura amb el Franquisme i la fi de la impunitat dels crims de la dictadura" [Por la ruptura con el Franquismo y el fin de la impunidad de los crímenes de la dictadura]. El acto, al que asistieron unas 150 personas, fue presentado por Laia Altarriba y amenizado musicalmente y de forma esplendida por La Portátil FM.

El acto contó con las intervenciones de: Josep Fontana, historiador y catedrático emérito (IUHJVV-UPF), Josep Maria Pi i Janeras, ex-preso político del franquismo y víctima de la tortura Diego Paredes Manot (Hermano de Txiki ‘’, uno de los últimos fusilados del franquismo), Begoña Casado, de la Asociación Memoria contra la Tortura y de Ermengol Gassiot, arqueólogo que ha participado en las exhumación de personas asesinadas por el fascismo.

El acto es el inicio de la campaña ciudadana por el fin de la impunidad franquista y los crímenes de la dictadura. Esta campaña quiere poner de manifiesto que la actual democracia, de baja intensidad, no es más que la continuación del régimen anterior, ya que de ninguna forma se ha conseguido hacer desparecer de las instituciones judiciales, políticas y policiales, algunas de las prácticas propias del franquismo.

Las intervenciones de los y las invitadas mostraron la situación esperpéntica que v se vive hoy el estado español, en los diferentes campos de la memoria histórica y de la lucha contra la impunidad del franquismo. Quedó suficientemente claro que al actual régimen político, sólo le interesa poner punto y final a la lucha memorialista contra los crímenes y por los derechos de los represaliados por la dictadura y durante la transición.

Especialmente emotiva fue la intervención de Josep Maria Pí, expreso político, que fue torturado en la prisión modelo de Barcelona por protestar contra la pena de muerte, éste tuvo palabras de recuerdo para los demás presos políticos que sufrieron, como él, lesiones crónicas debido a las palizas y la tortura a manos de la repugnante policía franquista, algunos cosos de la cual todavía patrullan por las calles del estado español. También recordó que otras personas no tuvieron tanta suerte y entraron a formar parte de la lista de asesinados o desparecidos que aún hoy se sigue sin saber dónde se encuentra sus restos.

Ermengol Gassiot, arqueólogo que participó en la exhumación de varias fosas de represaliatdos por los cuerpos militares y paramilitares en los primeros días del golpe militar, fue escalofriante. La justicia no ha llegado a la inmensa mayoría de las víctimas del terror fascista, pese a saber dónde se encuentran sus familiares enterrados y haber denunciado la situación a las autoridades. Estas personas topan con los ojos cerrados de un estamento burocrático que defiende la memoria sólo de cara a la galería.

Por parte suya Begoña Casado, miembro de memoria contra la tortura, señaló que la tortura y las condiciones de violaciones de derechos humanos son plenamente vigentes en el estado español y que constituyen una aberrante herencia del fascismo, a la cual los cuerpos de seguridad de la modélica democracia transicional, se han vuelto a acostumbrar si es que alguna vez habían dejado de hacerlo.

Escalofriante ha sido también el testigo de Diego Tabicas Manot, hermano de Txiki, uno de los últimos asesinatos por los fascismo nacional católico. Txiki murió cantante lel Eusko gudariak  (himno del soldado vasco) mientras, destrozado, recibía impactos de bala en el abdomen para que sofriera más según relató su hermano mayor que asistió al "fusilamiento".

Diego señaló, que últimamente a Euskal Herria se están produciendo un retroceso en los derechos democráticos, pues se está intentando criminalizar a los antifeixistes que lucharon por la libertad de los pueblos del Estado español y que murieron o fueron torturados en las dependencias policiales y penitenciarias durante la dictadura franquista y la transición..

Josep Fontana, historiador, destacó que la ruptura con el franquismo debe darse inmediatamente puesto que las atrocidades absurdas que se cometieron por acabar con cualquier germen democrático, fue lo suficiente fuerte para perdurar todavía hoy, tras la mal denominada transición a la democracia.

Laia Altarriba ha invitado a todos los demócratas a firmar el manifiesto y hacerse eco de la campaña que pretende señalar a los herederos del fascismo que hoy siguen acomodados y disfrutando de los beneficios que ganaron de manera ilícita y criminal.

El manifiesto ha sido subscrito por más de sesenta entidades de los Países Catalanes, reivindica la ruptura con el Franquismo y el fin de la impunidad de los crímenes de la dictadura. Las entidades firmantes entendemos que para poder hablar de democracia en el estado español hace falta romper de una vez por todas con la dictadura. Pues está será la única manera de construir una verdadera sociedad democrática e igualitaria donde se respeten todas las libertades individuales y colectivas. Como dijeron las personas que intervinieron es imprescindible reivindicar la ruptura, aún pendiente, con el franquismo, pues hoy en día existen todavía elemento residuales de esa dictadura como la Audiencia Nacional española. Y además otras instituciones del estado han sido y son cuestionadas por organismos internacionales de defensa de los derechos humanos. El caso paradigmático es el del ex-juez de la ANE, Baltasar Garzón quien no goza de la confianza, de la credibilidad ni legitimidad suficiente por parte de amplios sectores de la izquierda consecuente para juzgar los crímenes del franquismo.

Los firmantes del manifiesto no están de acuerdo que se juzgue a Baltasar Garzón por querer investigar los crímenes del Franquismo. Pero en cambio, sí que consideran que se debería juzgar Garzón por haber encubierto la tortura, tal y como denuncian varios informes internacionales.

Entre las entidades firmantes del manifiesto, que fue leído en el acto se encuentran, entidades de la memoria como la Asociación Memoria Contra la Tortura, la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Catalunya – ARMHC o el Foro por la Memoria del País Valenciano. Además, apoyan un amplio abanico de organizaciones de la izquierda política y sindical, entidades sociales, además de colectivos de ámbito local. De las entidades que apoyan, a la rueda de prensa de este mediodía han asistido representantes de la CGT Catalunya, Adelante, la CUP, las JERC, las Jóvenes del PSM (Partido Socialista de Mallorca). Además de las organizaciones adheridas, más de 300 personas del mundo académico, cultural, comunicativo, educativo, sindical, político y de otros ámbitos apoyan al manifiesto. Destacan las adhesiones de historiadores estudiosos del franquismo como el catedrático de la UPF Josep Fontana o el profesor de la Universidad de Sevilla Francisco Espinosa.

Entre los firmantes se encuentran diversos ex-presos políticos del franquismo, entre ellos el compañero Josep Maria Pi, quien nos explicó su terrible experiencia vital en al Cárcel Modelo de Barcelona, donde fue brutalmente torturado.

Para los intervinientes como el amigo Diego Paredes es imprescindible acabar con la hipocresía de quienes frenan la justicia con las víctimas, y con todas y cada una de ellas incluidas las del postfranquismo o transición.

La reivindicaciones del manifiesto del manifiesto unitario son las siguientes:

1. Depurar las responsabilidades políticas de los crímenes del franquismo, que además de las desapariciones y ejecuciones, también contemplan los encarcelamientos, las torturas, expropiaciones de bienes a particulares, etc.

2. Derogar la Ley de Amnistía del 1977 que mantiene la impunidad.

3. Decretar la ilegalidad de las medidas represivas del franquismo, como las derivadas de la Ley de responsabilidades políticas.

4. Suprimir la Audiencia Nacional, heredera de los tribunales de excepción de la dictadura.

5. Revisar y restituir las propiedades confiscadas, y aquellas adquiridas mediante compras forzosas a personas reprimidas (muertas, presas, exiliadas, etc.).

6. Reformar de la Ley de la memoria histórica, por tal que facilite la reparación judicial a las víctimas y no sólo un reconocimiento nominal por vía administrativa.

7. La creación de un tribunal especial por afrontar este proceso que ya hace años que s’e tendría que haber abierto contra la dictadura.

 

Fonte:Kaos en la red

publicado por Rojo às 10:18
link do post | comentar | favorito
|

Informação Alternativa



Subscrever feeds

Sigam-nos no Facebook

Objectivos do Blogue

1) Apoiar a Revolução Venezuelana
2) Promover o carácter socialista da revolução
3) Combater a desinformação dos meios de comunicação capitalistas

Comentários recentes

A campanha Tirem As Mãos Da Venezuela voltou a est...
nice very thanks ver isto é bastant mt bom.. esse ...
A propósito da Venezuela, tivemos de fazer um tack...
É uma vergonha...Em Évora existe um call-center qu...
Este novo look é um espetáculo!
Olá, estou a estudar Português e eu aconteceram em...
É assim dessa forma enérgica e sem papas na língua...

Pesquisar neste blog

 

Temas

todas as tags

Ligações

participar

participe neste blog

Venezuela:

Área Total - 916.445 km²
(quase 10 vezes a área de Portugal)

População - cerca de 28 milhões
(quase 3 vezes Portugal)

PIB per capita -11.388 dólares (2008)
(em Portugal é de 22000 dólares)

Inflação: 25,1% (acumulada 2009)

Taxa de Desemprego:
6,6% (acumulado 2009)
7,5% (Nov2009)
8,1% (Out2009)
8,4% (Set2009)
8% (Ago2009)
8,5% (Jul2009)


Salário Mínimo:
1200 bolívares (206 / 461 euros) - (Jan2010)
967,50 Bolívares (313 Euros) - (Dez2009)


Índice de Pobreza: 24% (55% em 2003)
Índice de Pobreza Extrema: 7% (25% em 2003)


Mortalidade Infantil: 13,7 por cada 1.000 nascimentos (em 1998 era 26)

Esperança média de vida - 74 anos (72 em 1998)